Nican Mopoua (Aquí se narra)

Audiovisual, papel picado, serie de serigrafías y dispositivo de sala

León, México 2021-22

 

El lugar en el que se asentó León (Guanajuato, México) era recorrido, que no propiamente habitado, por los Chichimecas. Y justamente un indígena chichimeca, Juan Diego Cuauhtlatoatzin, fue el que dio origen a la tradición de la Virgen de Guadalupe en México, una virgen mestiza cuyo rostro fue impreso en su ayate. De este primer impresor, Juan Diego, he querido partir para acompañar el proceso de confección de un papel picado, la edición de una serie de serigrafías y un relato fílmico.

Así como él imprime sobre un lienzo agrícola supuestamente blanco, también la ciudad de León se ha construido sobre un terreno supuestamente inhabitado. Cada uno de los elementos que van componiendo cada capa de la ciudad se añaden como una capa de pintura, que pinta pero al mismo tiempo borra con su superposición lo que había previamente.

 

El resultado final de este proceso, ha sido la elaboración de un papel picado a partir la imagen actual de la parroquia del Sagrario, uno de los edificios fundacionales de la ciudad colonial. El papel picado se ha realizado sobre papel amate, un papel vegetal de manufactura artesana que se emplea en Mesoamérica desde la época prehispánica. Para llegar al contorno con el que se realiza este papel picado, he partido de una serigrafía realizada por capas. Cada una de ellas correspondiente con un relato y/o construcción que forma parte de la consutrucción y configura la apariencia actual del lugar. Estas serigrafías intermedias se han realizado sobre papel revolución.

 

El audiovisual muestra el proceso de construcción, o mejor dicho, de deconstrucción, porque se parte del papel picado para ir, poco a poco, levantando todas esas capas de serigrafía que corresponden con los diferentes añadidos y construcciones que la parroquia ha sufrido a lo largo de los siglos. En los relatos que van componiendo esta historia, diferentes voces van entrecruzándose una con la otra. De la misma manera que el relato de Nican mopohua (que puede traducirse como "Aquí se narra") se van pasando de la tradición oral al relato con sonido náhuatl, para finalmente ser escrito con caracteres latinos. Así la construcción del relato del audiovisual se ha realixados gracias a las conversaciones mantenidas con diferentes interlocutores en León: del Archivo Municipal de León Guanajuato, a través de Rodolfo Herrera, de Luis Alegre, cronista oficial de la ciudad, 
Octavio Arreola, arquitecto encargado de la remodelación partes sensibles de la ciudad y Chango Pons, cineasta y propietario de la serigrafía con la que trabajé y produje una parte de las serigrafía, entre otros. Unas voces, relatos, que sobreescriben también mi propia voz.

 

Este proyecto fue realizado gracias a

CHARCO

PROGRAMA DE RESIDENCIAS REGA 21